Impacto social

La realidad social se teje de múltiples formas a través del tiempo y la formación de niños y  jóvenes es una de las más importantes tareas de la sociedad. El tiempo y recursos que tantos los padres como las escuela dediquen a esta labor es fundamental para que la siguiente generación de adultos desarrolle competencias, habilidades y actitudes apropiadas a los tiempos que les corresponda vivir en una clara conciencia del respeto a un estado de derecho.

Uno de los desarrollos más importantes en el ser humano es el desarrollo moral. Se esperaría que cada persona adulta haya transitado por las etapas de desarrollo que según la  teoría de Kohlberg (1981) sobre el juicio moral se desarrolla en forma de etapas consecutivas si bien de una forma natural, también es posible que la escuela tome acciones intencionadas para fomentar su desarrollo.

Según Kohlberg el juicio moral pasa por las siguientes etapas:

a) Nivel de razonamiento Pre convencional
b) Nivel de razonamiento Convencional
c) Nivel Postconvencional

Según este esquema una persona adulta ha desarrolla su propio sistema de valores, tiene los controles internos necesarios para adecuar su conducta a las normas de los grupos a los que pertenece y a la leyes de su país. Sin embargo esta teoría no da cuenta de los motivos por los cuales un desarrollo moral no alcance la madurez esperada;  en ese sentido la teoría de vínculos aporta los elementos necesarios para interpretar el impacto de los factores sociales y afectivos que eventualmente obstaculizan una apreciación personal de la cultura de la legalidad como una expresión del desarrollo moral.

Esta proyecto permitirá además  corroborar la idea de que en forma tradicional la escuela suele ser un ambiente cerrado y reduce la posibilidad de los niños de enriquecerse con otras figuras sociales como pueden ser los estudiantes sean estos universitarios o normalistas los cuales actuarán como otros modelos de identificación además de sus padres y maestros. Abrir la escuela puede traer beneficios sociales importantes a largo plazo.

En este sentido trabajar con los niños y jóvenes brindándoles las oportunidades educativas que los formen en todos los aspectos de la personalidad garantiza un nivel de desarrollo social futuro, apoyar a los padres para fomentar un ambiente en casa libre de violencia y estableciendo lazos afectivos fuertes con sus hijos son las mejores herramientas para fomentar un sistema social futuro más equilibrado y justo.

Con tristeza hemos visto en forma muy vivencial que el fenómeno de la anomía social se ha presentado en nuestro estado y que en muchos casos son los jóvenes los cuales pasan a formar parte de estos grupos que alteran la paz social  debido a condiciones económicas pero también  por una deficiente formación personal en ambientes familiares y escolares deficientes e inseguros.

En forma particular, se busca cambiar la situación de violencia  de las escuelas que participen en este proyecto  impactando socialmente  de manera inmediata su realidad y,  a través de la generación  de buenas prácticas que se pueden transferir a otras escuelas;  sería esta transferencia un impacto mediato del proyecto. Finalmente la formación de los niños y jóvenes que se de en este proyecto es el impacto a más largo plazo con relación a la valoración permanente de una cultura de la legalidad.